Trabajo, constancia e ilusión

La Fundación Recal aplica el Modelo Minnessota. El enfoque del Modelo Minnesota se caracteriza por ser un abordaje integral e interdisciplinar de la adicción, estando orientado hacia la abstinencia completa de todo tipo de sustancias que alteren el estado de ánimo del paciente que busca recuperarse. Se basa en la combinación de la aplicación del programa de Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos junto a los últimos avances médicos, psicológicos, psiquiátricos y farmacológicos que se van sucediendo en el campo de la adicción.

El objetivo de la primera fase del  tratamiento de las adicciones, será el de proporcionar cuidados y rehabilitación en régimen de internamiento  o ambulatorio a pacientes, con el objetivo de afianzar la abstinencia a drogas, tratar  patologías orgánicas y mentales mediante cuidados, contención, educación sanitaria, tratamiento farmacológico, psicoterapia e intervención socioeducativa, el objetivo final será conseguir la abstinencia total, al forjarse nuevos aprendizajes que hagan que se adquieran hábitos saludables.

Durante la segunda fase del tratamiento se afianzara la abstinencia y se realizara su progresiva reinserción socio laboral, mediante diseño de un plan post- tratamiento.

Se dará siempre un tratamiento personalizado acorde con las necesidades personales del paciente, por lo que cada tratamiento resulta individual y único, el paciente colabora en la definición de su tratamiento haciéndose responsable de su propia recuperación.

El modelo Minnesota que se aplicará en el centro de tratamiento de las adicciones tiene como objetivo final:

  • Lograr una abstinencia total de drogas.
  • Lograr una mejor calidad de vida, con salud física y emocional.

Para ello trabaja a corto plazo:

  • En ayudar al adicto y familiares a reconocer la enfermedad y las consecuencias de esta.
  • Ayudar a la persona a admitir que necesita ayuda, y que aunque su enfermedad no tiene cura puede llevar una vida constructiva, es el concepto de una recuperación continua puesto que dicha enfermedad no tiene cura.
  • Ayudar a la persona a reconocer cuales son los defectos y/o conductas que tiene que modificar para tener una mejor calidad de vida.

El tratamiento consta de:

1. evaluación, diagnóstico y tratamiento:

  • Evaluación.
  • Diagnóstico.
  • Desintoxicación farmacológica.
  • Deshabituación Farmacológica.
  • Plan de Tratamiento Individualizado.
  • Compensación de Patología Mental.
  • Tratamiento Médicos.
  • Control de la Abstinencia.
  • Unidad de Patología Dual: se promoverá un acercamiento con el Hospital Puerta de Hierro y su Unidad de Psiquiatría a través de la Concejalía de Salud y el CAID de Majadahoda para desarrollar un proyecto común para estos pacientes.

2. Rehabilitación Social:

  • Recuperación de la autonomía perdida durante el periodo adictivo.
  • Recuperación de las relaciones familiares.
  • Uso del ocio y tiempo libre.
  • Preparación para la reinserción laboral.